A hacer se aprende haciendo

A hacer se aprende haciendo

El teatro es una herramienta muy útil como medio de enseñanza ya que desarrolla el intelecto, cultiva la inteligencia emocional y la creatividad. Desde la perspectiva que tenemos en Macara, pensamos que sería muy eficaz que se aplicara el teatro en todos los ámbitos de la enseñanza ya que permite un aprendizaje dinámico y experimental.

Actualmente, estamos en tiempos donde la creatividad es necesaria para conseguir que una empresa o entidad  tenga mayores competencias en el mercado laboral. Son necesarias nuevas ideas para afrontar los cambios que se están originando en nuestra sociedad. Por ejemplo, las máquinas y la tecnología que nos facilitan el trabajo, a la vez disminuyen puestos de trabajo; por lo que consideramos que es necesario que las personas y las empresas se adapten a los cambios y sepan innovar para poder amoldarse a una “nueva era”. Sin embargo, en España seguimos con antiguos modelos de enseñanza. Desde las escuelas o colegios se sigue utilizando la misma metodología teórica que hace unas décadas con escasas innovaciones prácticas; esto es algo que también sucede en las formaciones dentro de las empresas donde el papel, el bolígrafo y las presentaciones de texto en pantalla, son la base de la metodología que se usa.

Vigotsky (Rusia, 1896-1934) expuso a través del constructivismo su pensamiento sobre la influencia del medio social y cultural en el desarrollo humano y el proceso de aprendizaje. Además, no sólo presentaba interés en la medicina, la psicología o la educación, sino que también tenía pasión por el teatro y afirmaba que el aprendizaje significativo son “aquellos elementos que tienen algún grado de utilidad para el ser humano (…) integrados a su aprendizaje con mayor efectividad que la mera memorización de datos e informaciones.” Además, es importante tener en cuenta el aspecto social en la educación donde se produce el encuentro entre dos partes: la persona que media en el aprendizaje y que “facilita y apoya la asimilación de los estímulos del medio” por un lado, y la persona que experimenta el aprendizaje y parte desde la información y conocimientos previos que ya posee, pasando por este proceso de aprendizaje y experimentación para alcanzar el objetivo potencial a alcanzar. (Báez Merino, C., 2009, p. 72).

El teatro o pedagogía teatral no sólo desarrolla la creatividad o aspectos relacionados con el teatro en sí como la expresión corporal o la interpretación. También, ofrece la posibilidad del desarrollo en la adquisición de conocimientos y herramientas transversales como son la capacidad de análisis y feedback, conocimiento de estrategias motivadoras de aprendizaje, la comunicación eficaz a través del uso consciente del lenguaje y escucha activa, la empatía o el trabajo en equipo.

En Macara, creemos que es necesario que el proceso de aprendizaje se dé a través de la emoción ya que, de esta manera, será aprendizaje significativo. Por lo que consideramos que a hacer se aprende haciendo. Nuestro objetivo no es formar artistas en el ámbito del arte dramático, sino facilitar la adquisición de nuevos conocimientos y herramientas sociolaborales a través de la experimentación, el juego, el uso de la creatividad y la imaginación.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Báez Merino, C. (2009). Aprendizaje significativo y adquisición de competencias profesionales a través del teatro. Recuperado de http://dehesa.unex.es/bitstream/handle/10662/3068/0213-9529_2009_28_1_69.pdf?sequence=1 [Consulta: 28/08/2017].

Moll, L. (1993). Vygotsky y la educación. Buenos Aires: Aique.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *