La creatividad es contagiosa. Pásala

La creatividad es contagiosa. Pásala

Durante este último trimestre de 2017 hemos tenido la suerte de poder desarrollar varios  talleres de “Comunicación Creativa” con alumnos/as de diferentes Ciclos Formativos del IES Ciudad Escolar en Madrid. Como afirmaba (Watzlawick, P.) es imposible no comunicar y “cuando no digo algo también tiene consecuencia” (Viveros, J. A., 2003, p. 8), por lo que si dominamos la escucha activa, el lenguaje verbal, corporal y paraverbal, podremos expresarnos de una manera más coherente más allá del discurso verbal. Esta es la razón por la que hemos trabajado la comunicación desde la conciencia. El autoconocimiento es una herramienta muy potente ya que nos hace conscientes de nuestras limitaciones y  potencialidades y, si se favorece el autoconocimiento en el plano más expresivo, podremos desarrollar habilidades de comunicación efectiva. Un gran porcentaje de los conflictos que se dan en las relaciones interpersonales, tienen su raíz en problemas en la comunicación. “El lenguaje genera mundos distintos” (Viveros, J. A., 2003, p. 8) y esto, a veces, nos separa. Sin embargo, la comunicación debe ser un puente que nos conecte a las personas, debemos usar esta herramienta de la mejor manera posible para sacarle toda la utilidad posible. La manera de trabajar que tenemos pretende sacar el potencial que cada persona lleva dentro; y en una de las dinámicas que hacemos en nuestros talleres, pedimos a las personas que nos escriban en un papel una palabra o unas breves líneas sobre su punto de vista y lo dejen en la caja de Macara de manera anónima. Entonces, al recopilar todos estos papeles, nos encanta descubrir que, sin pedirlo, las personas sacan su creatividad hasta...
Las personas juntas, suman

Las personas juntas, suman

A lo largo de nuestra experiencia con Macara, nos hemos dado cuenta de varios aspectos importantes. Uno de ellos, aplicable tanto en las relaciones personales como profesionales, es que todas las personas juntas, suman. En nuestra última visita al IES Ciudad Escolar, presentamos Macara a los/as futuros/as técnicos/as de Integración Social y quisimos transmitirles la pasión y necesidad de tomar iniciativa en cualquiera de las acciones que realizamos. Varios/as de los/as alumnos/as que conocimos nos comentaron sus experiencias y ganas en proyectos de emprendimiento. Al poder transmitirles lo que conocemos e intercambiar nuestras experiencias, somos conscientes de la necesidad de unirnos y de que juntos/as podemos ser más fuertes. Cuando emprendes, es esencial, gratificante y necesario poder contar con las personas que tenemos alrededor, los recursos de los que nos han hablado en algún momento en nuestra trayectoria y los contactos e información a la que podemos acceder, ya que esto es de gran utilidad. Por ello, animamos a todas las personas que emprendan o estén llevando a cabo una iniciativa que puedan unirse y agruparse con aquellas personas o entidades que sumen y crear una red de apoyo. Así, el camino será mucho más llevadero. Siempre aprenderemos de las personas que nos quieren echar una mano y, de ahí, no sólo obtendremos una ayuda u orientación en nuestro proyecto, sino una relación personal en la que ambas partes podremos aprender mucho. ¡Muchas gracias por este intercambio y, esperamos veros muy pronto, futuros/as Integradores/as...
Nuestra experiencia en la II Tomillo Popup

Nuestra experiencia en la II Tomillo Popup

Hoy os queremos hablar de nuestra experiencia en la II Tomillo Popup. El pasado 27 y 28 de octubre estuvimos en el espacio de eventos La Industrial en la calle San Vicente Ferrer, 33 de Madrid. Formamos parte del grupo de emprendedores/as de la Fundación Tomillo, la cual organizó el evento. La Popup estuvo llena de talleres y charlas. Macara realizó un taller llamado “las mil caras del conflicto”, en el cual acompañábamos a los/as participantes en el análisis de conflictos sociales, laborales, personales, etc. El taller fue muy satisfactorio, tanto para nosotras como para las personas que participaron. Pudimos acercar diferentes técnicas a otras personas interesadas en el tema. En Macara nos gusta trabajar desde la experiencia para vivenciar los procesos psicosociales en primera persona a través de dinámicas participativas, es decir, a través de la práctica. Así, pudimos observar diferentes perspectivas, roles y personajes involucrados en diversas situaciones y así, corroborar que lo que vemos y pensamos cada persona, no son realidades absolutas, sino percepciones subjetivas. Por otro lado, la Popup nos ayudó a dar visibilidad a Macara, realizar alianzas y colaboraciones, conocer personalmente a nuestra clientela y poder realizar actividades de networking, algo muy necesario y enriquecedor para los/as emprendedores/as. Por ello, fue un fin de semana muy productivo para Macara y para todas las personas implicadas. ¡Pronto os contando todas las novedades que tenemos preparadas! Si quieres ver qué más cosas pasaron en el Popup, haz click “aquí” y podrás ver el vídeo...
A hacer se aprende haciendo

A hacer se aprende haciendo

El teatro es una herramienta muy útil como medio de enseñanza ya que desarrolla el intelecto, cultiva la inteligencia emocional y la creatividad. Desde la perspectiva que tenemos en Macara, pensamos que sería muy eficaz que se aplicara el teatro en todos los ámbitos de la enseñanza ya que permite un aprendizaje dinámico y experimental. Actualmente, estamos en tiempos donde la creatividad es necesaria para conseguir que una empresa o entidad  tenga mayores competencias en el mercado laboral. Son necesarias nuevas ideas para afrontar los cambios que se están originando en nuestra sociedad. Por ejemplo, las máquinas y la tecnología que nos facilitan el trabajo, a la vez disminuyen puestos de trabajo; por lo que consideramos que es necesario que las personas y las empresas se adapten a los cambios y sepan innovar para poder amoldarse a una “nueva era”. Sin embargo, en España seguimos con antiguos modelos de enseñanza. Desde las escuelas o colegios se sigue utilizando la misma metodología teórica que hace unas décadas con escasas innovaciones prácticas; esto es algo que también sucede en las formaciones dentro de las empresas donde el papel, el bolígrafo y las presentaciones de texto en pantalla, son la base de la metodología que se usa. Vigotsky (Rusia, 1896-1934) expuso a través del constructivismo su pensamiento sobre la influencia del medio social y cultural en el desarrollo humano y el proceso de aprendizaje. Además, no sólo presentaba interés en la medicina, la psicología o la educación, sino que también tenía pasión por el teatro y afirmaba que el aprendizaje significativo son “aquellos elementos que tienen algún grado de utilidad para el...
Las personas que tienen éxito

Las personas que tienen éxito

“Las personas que consiguen materializar los proyectos que soñaron lo hacen por tres habilidades distintas: visión estratégica, pasión y capacidad para convertir los estacazos de la adversidad en motivación para seguir adelante. Se necesita visión estratégica para diseñar un plan ordenado y lo suficientemente flexible para que su voraz curiosidad y vaivenes emocionales no les impidan concretar sus ideas. Si tiene en la cabeza el embrión de una novela o una aplicación móvil novedosa, lo primero que hace una persona creativa es acariciar su belleza, obsesionarse con ella, chapotear en su talento y buena suerte, asustarse con la posibilidad de que alguien se la quite y buscar una estrategia que le permita desarrollarla y darla a conocer antes que nadie. Cada vez son más los que utilizan dos técnicas: la meditación, para concentrarse mejor y reducir su implacable autocrítica; y el cultivo del placer no solo por la creación sino por el —mucho menos emocionante— proceso creativo. La pasión es la furia que arrastra a los innovadores a obsesionarse con dominar la técnica en la que quieren aportar algo original, la que genera el estado orgásmico de flow que aflora en sus pechos cuando dan a luz la idea, la que impide que se desenamoren de ella en los momentos de tedio y frustración que exige la ejecución de cualquier novedad que merezca la pena y la que los empuja a que la principal vara de medir no sea lo que consiguen los demás, sino la meta que ellos se habían marcado. La tercera habilidad es, como decíamos, convertir los estacazos de la adversidad en motivación para seguir adelante. Los que no dejan...
La resolución de conflictos y el teatro

La resolución de conflictos y el teatro

El teatro, como ya hemos enunciado en varias ocasiones, es una herramienta muy útil y eficaz para el conocimiento de uno/a mismo/a y de nuestro entorno. Una de las técnicas utilizadas es la improvisación, donde dos o más actores o actrices cada uno/a con unas circunstancias previas creadas (infancia, deseos, miedos…) tienen un objetivo contrapuesto para que surja un conflicto. Además, deben aceptar las propuestas, adaptarse a ellas y reaccionar, siendo la escucha y la otra persona lo más importante para que pueda surgir el juego drámatico. En este caso, se trabaja la urgencia que es el motor que nos mueve para conseguir el objetivo aquí y ahora que se persigue en la escena, ya que eso que deseamos es lo más importante en ese momento. Nos adentramos en situaciones imaginarias para conseguir el objetivo, donde se tiene que convencer a la otra persona utilizando estrategias. Con esto, conseguimos empatizar con vidas o circunstancias que no se han vivido y entender cuál podría ser el tipo de respuestas que se originan. Además, permite conocer o transitar por emociones y expresarlas desde la libertad del juicio interpretando situaciones de conflictos reales y siendo capaz de entender al compañero/a. Por ello, es muy beneficioso el teatro como técnica de resolución de conflictos. También, existen otras técnicas de Teatro Social como el Teatro Imagen, Teatro Foro, etc. que favorecen la resolución de conflictos. Unos/as hacen de actores/actrices y otros/as de público observando las escenas planteadas, participando con opiniones y sugerencias. En estos casos, se representa algo que no tenga un final concreto para que estos den alternativas o soluciones. De esta forma, se...
El compromiso y el juego dramático

El compromiso y el juego dramático

Tras el éxito del taller realizado en el I.E.S. Ciudad Escolar con las alumnas de 2º curso del Ciclo Formativo de Grado Superior de Técnico/a en Integración Social, el centro nos vuelve a convocar pero esta vez para hacer un taller con las/os alumnas/os de 1º curso del Ciclo Formativo de Grado Superior de Técnica/o en Animación Sociocultural y Turística. Contentas e  ilusionadas de volver al centro en el que descubrimos hace años nuestro afán por mezclar el teatro con el ámbito social, en está ocasión disponíamos de más tiempo para realizar el taller. Empezamos con un “caldeamiento” que está basado en juegos para preparar el cuerpo, la voz, la mente creativa y las emociones; en definitiva nuestro instrumento para poder ponerlo al servicio del juego y lograr los objetivos propuestos en el taller. Aunque hablamos de jugar, observamos que el juego entendido en este tipo de sesiones con Macara, se basa en el compromiso. Esto es muy importante para poder descubrir que el Teatro del Oprimido de Augusto Boal, y en este caso la técnica de Teatro Imagen, nos permite crear un espacio de reflexión y transformación donde las personas encuentren diferentes perspectivas e  interpretaciones de conflictos que nos afectan y/o importan. Para finalizar, hicimos una técnica de relajación donde nos adentrábamos en un bosque para sentirnos parte de la naturaleza. Aunque, en general, las risas surgieron a lo largo del taller como mecanismos de reticencia o resistencia, en el cierre de la sesión volvimos a descubrir la magia del teatro y cómo el Teatro Imagen es una herramienta muy útil y transformadora donde el/la espectador/a no es...
La comunicación, el teatro y el juego

La comunicación, el teatro y el juego

Una tarde lluviosa y fría, nos desplazamos al barrio de Pan Bendito. Íbamos a impartir un taller sobre la Comunicación, en la Plataforma Social Pan Bendito, donde trabajaríamos los estilos comunicativos a través de nuestro enfoque especial: el teatro. No sabíamos cuántas personas vendrían al taller, si se quedarían en casa por la lluvia, tendrían otros planes de ocio o querrían unirse a pasar una tarde entre risas y juegos ya que era la única tarde libre que tenían a la semana y la asistencia era voluntaria. Y sí, vinieron. Un grupo de chicas/os adolescentes con sonrisas enormes y miradas de curiosidad apareció con los abrigos mojados por la lluvia y las caras y las manos frías. También, participaban dos educadores/as; y eso, a Macara, nos resulta motivador a la par que divertido. Empezamos con expresión corporal guiada por el espacio. En seguida jugaron, se reían y se entregaban al juego, algunas personas con timidez, otras con emoción. Pero todas, con entrega. Tenían energía pura y ese día lluvioso se convirtió en una tarde calurosa donde reflexionamos sobre los tipos y maneras de comunicarnos y de cómo afecta al otro/a cuando recibe un mensaje o información. Lo mejor, el cariño y la cercanía de diez personas que nos acaban de conocer y los abrazos que nos regalaron en la despedida. Simplemente...
Encuentros y reencuentros

Encuentros y reencuentros

Tras cinco años de haber titulado como Técnicas en Integración Social, dos de las integrantes de Macara, volvíamos al centro donde lo estudiamos (el IES Ciudad Escolar en Madrid) para contar nuestra experiencia, nuestro recorrido estos años y para mostrar nuestro proyecto a las alumnas de segundo curso del mismo Ciclo Formativo. ¿Nuestro objetivo? Dejar semillas de transformación y cambio a través del teatro. Tras la charla distendida y agradable con las alumnas, nos propusieron impartir un taller y para ello elegimos el Teatro Imagen de Augusto Boal pero con el toque personal de Macara. Ésta, es una herramienta muy práctica de intervención basada en análisis de conflictos  que sirve para la comprensión y la búsqueda de diferentes caminos a problemas de tipo social, laboral, cultural o individual, entre otros. Llegamos emocionadas y con ganas de aportar una herramienta útil, y que mediante el juego de imágenes dramáticas  y su posterior  reflexión, pudieran conocer y conocerse, abrir nuevas miradas y sobre todo adquirieran una nueva forma de intervención socioeducativa. Las participantes se lo pasaron muy bien y fue muy satisfactorio para nosotras hacer un taller con personas con una actitud tan proactiva y predispuesta. Aunque se nos quedó corto el taller por falta de tiempo, pudieron tener un acercamiento a estas dinámicas y disfrutar de ello. Nos regalaron algunos mensajes del tipo: “me quedo con ganas de más”, “me ha hecho relajarme porque venía tensa” o “creo que debería experimentarlo todo el mundo”. Muchísimas gracias por esta oportunidad,...
Teatro como herramienta para el cambio

Teatro como herramienta para el cambio

Todo el mundo puede hacer teatro y toda persona lleva un artista dentro. El o la artista es la persona que, mediante el arte, hace pensar, sentir, cuestionar o influir sobre ideas o conceptos que quiere reivindicar, poner el foco o modificar. El teatro invita a la reflexión y al cambio. También, es una herramienta terapéutica en sí misma ya que nos permite analizar, experimentar y sobre todo vivenciar situaciones o conflictos desde diferentes perspectivas. Nos invita a expresarnos y sentir una misma realidad de maneras muy diversas. Además, crea un espacio donde podemos explorar situaciones peligrosas desde la comodidad de la fantasía y el sustento de un grupo. Gracias a esa capacidad de vernos y de reconocernos, podemos reflexionar y tomar conciencia para una trasformación posterior. Los recursos utilizados son nuestro cuerpo, nuestra voz, nuestras vivencias y sentimientos puestas al servicio del juego dramático, por lo que facilita el conocimiento de uno/a mismo/a, del entorno y de la sociedad. Como comenta Augusto Boal: “el teatro debe traer felicidad, debe ayudarnos a conocer mejor nuestro tiempo y a nosotros mismos. Nuestro deseo es conocer mejor el mundo en el que vivimos para poder transformarlo de la mejor manera. El teatro es una forma de conocimiento y debe ser también un medio de transformar la sociedad. Puede ayudarnos a construir el futuro, en vez de esperar pasivamente a que llegue.” (Holovatuck, J., 2015, p. 67). Referencias bibliográficas: Holovatuck, J. (2015). Una fábrica de juegos y ejercicios teatrales. Buenos Aires:...