Beneficios de la risa

Beneficios de la risa

Cuando nos reímos o sonreímos creamos efectos positivos en el organismo. Si, además, nos reímos a carcajadas, producimos una serie de vibraciones que ayudan al cuerpo en los siguientes aspectos: Se equilibra la energía. Desaparecen bloqueos mentales y físicos. Movemos los músculos de la cara y la piel se estira. Las células de nuestro cuerpo obtienen más oxígeno. La sangre circula a más velocidad y previene la hipertensión. Se liberan hormonas (endorfinas entre otras) que ayudan a reducir el dolor y favorecen un estado de ánimo de felicidad. Se produce un masaje interno que favorece el proceso digestión, eliminando bilis y ayudándonos si tenemos algún problema de estreñimiento. En los talleres de Risoterapia de Macara utilizamos el juego y el movimiento para conectarnos con el hemisferio derecho del cerebro (el que funciona con la imaginación, la fantasía y la creatividad). Con este hemisferio, trabajamos el estado emocional y físico. ¿Te atreves a...
Experiencia Risoterapia con Proyecto Esperanza

Experiencia Risoterapia con Proyecto Esperanza

La risa es algo muy humano; la risa es un medio, pero también un fin. Las experiencias nuevas en la vida siempre suponen un reto. Macara comenzó con un taller de Risoterapia nuevo y muy especial con Proyecto Esperanza. Un grupo de mujeres procedentes de diferentes partes del mundo y de culturas distintas se reunieron durante dos horas con los objetivos de dejar de lado el mundo real para destensar el cuerpo, despejar la mente y dejar fluir los sentimientos. ¿El resultado? Dos horas de risas y carcajadas sin parar. Previamente, en la preparación del taller, comenzábamos a sentir los nervios y la inquietud que surgen cuando puedes dedicarte a aquello que amas y, además, confían en Macara dándonos la oportunidad de compartirlo con otras personas. Al tener en cuenta variables como la barrera idiomática que podía surgir, la necesidad de traducciones simultaneas en inglés o el hecho de que no conocieran la metodología puramente práctica de Macara, teníamos que poner especial dedicación y pasión en nuestras intervenciones para no perder de vista los objetivos del taller y tratar que todas las personas entendieran las bases para poder disfrutar de cada detalle. Al llegar allí, todo fueron sonrisas, predisposición y una avalancha de energía positiva que abarcaba toda la sala. Esto, facilitó que al llegar a la mitad del taller, ya se habían cumplido con creces los objetivos estipulados estallando una gran carcajada común que se contagiaba y que no queríamos parar y esto, es un REGALO. Este grupo de mujeres, nos mostraron a la niña que llevaban dentro; esa niña que a veces olvidamos y dejamos de lado....