El compromiso y el juego dramático

El compromiso y el juego dramático

Tras el éxito del taller realizado en el I.E.S. Ciudad Escolar con las alumnas de 2º curso del Ciclo Formativo de Grado Superior de Técnico/a en Integración Social, el centro nos vuelve a convocar pero esta vez para hacer un taller con las/os alumnas/os de 1º curso del Ciclo Formativo de Grado Superior de Técnica/o en Animación Sociocultural y Turística. Contentas e  ilusionadas de volver al centro en el que descubrimos hace años nuestro afán por mezclar el teatro con el ámbito social, en está ocasión disponíamos de más tiempo para realizar el taller. Empezamos con un “caldeamiento” que está basado en juegos para preparar el cuerpo, la voz, la mente creativa y las emociones; en definitiva nuestro instrumento para poder ponerlo al servicio del juego y lograr los objetivos propuestos en el taller. Aunque hablamos de jugar, observamos que el juego entendido en este tipo de sesiones con Macara, se basa en el compromiso. Esto es muy importante para poder descubrir que el Teatro del Oprimido de Augusto Boal, y en este caso la técnica de Teatro Imagen, nos permite crear un espacio de reflexión y transformación donde las personas encuentren diferentes perspectivas e  interpretaciones de conflictos que nos afectan y/o importan. Para finalizar, hicimos una técnica de relajación donde nos adentrábamos en un bosque para sentirnos parte de la naturaleza. Aunque, en general, las risas surgieron a lo largo del taller como mecanismos de reticencia o resistencia, en el cierre de la sesión volvimos a descubrir la magia del teatro y cómo el Teatro Imagen es una herramienta muy útil y transformadora donde el/la espectador/a no es...
La comunicación, el teatro y el juego

La comunicación, el teatro y el juego

Una tarde lluviosa y fría, nos desplazamos al barrio de Pan Bendito. Íbamos a impartir un taller sobre la Comunicación, en la Plataforma Social Pan Bendito, donde trabajaríamos los estilos comunicativos a través de nuestro enfoque especial: el teatro. No sabíamos cuántas personas vendrían al taller, si se quedarían en casa por la lluvia, tendrían otros planes de ocio o querrían unirse a pasar una tarde entre risas y juegos ya que era la única tarde libre que tenían a la semana y la asistencia era voluntaria. Y sí, vinieron. Un grupo de chicas/os adolescentes con sonrisas enormes y miradas de curiosidad apareció con los abrigos mojados por la lluvia y las caras y las manos frías. También, participaban dos educadores/as; y eso, a Macara, nos resulta motivador a la par que divertido. Empezamos con expresión corporal guiada por el espacio. En seguida jugaron, se reían y se entregaban al juego, algunas personas con timidez, otras con emoción. Pero todas, con entrega. Tenían energía pura y ese día lluvioso se convirtió en una tarde calurosa donde reflexionamos sobre los tipos y maneras de comunicarnos y de cómo afecta al otro/a cuando recibe un mensaje o información. Lo mejor, el cariño y la cercanía de diez personas que nos acaban de conocer y los abrazos que nos regalaron en la despedida. Simplemente...
Encuentros y reencuentros

Encuentros y reencuentros

Tras cinco años de haber titulado como Técnicas en Integración Social, dos de las integrantes de Macara, volvíamos al centro donde lo estudiamos (el IES Ciudad Escolar en Madrid) para contar nuestra experiencia, nuestro recorrido estos años y para mostrar nuestro proyecto a las alumnas de segundo curso del mismo Ciclo Formativo. ¿Nuestro objetivo? Dejar semillas de transformación y cambio a través del teatro. Tras la charla distendida y agradable con las alumnas, nos propusieron impartir un taller y para ello elegimos el Teatro Imagen de Augusto Boal pero con el toque personal de Macara. Ésta, es una herramienta muy práctica de intervención basada en análisis de conflictos  que sirve para la comprensión y la búsqueda de diferentes caminos a problemas de tipo social, laboral, cultural o individual, entre otros. Llegamos emocionadas y con ganas de aportar una herramienta útil, y que mediante el juego de imágenes dramáticas  y su posterior  reflexión, pudieran conocer y conocerse, abrir nuevas miradas y sobre todo adquirieran una nueva forma de intervención socioeducativa. Las participantes se lo pasaron muy bien y fue muy satisfactorio para nosotras hacer un taller con personas con una actitud tan proactiva y predispuesta. Aunque se nos quedó corto el taller por falta de tiempo, pudieron tener un acercamiento a estas dinámicas y disfrutar de ello. Nos regalaron algunos mensajes del tipo: “me quedo con ganas de más”, “me ha hecho relajarme porque venía tensa” o “creo que debería experimentarlo todo el mundo”. Muchísimas gracias por esta oportunidad,...
Teatro como herramienta para el cambio

Teatro como herramienta para el cambio

Todo el mundo puede hacer teatro y toda persona lleva un artista dentro. El o la artista es la persona que, mediante el arte, hace pensar, sentir, cuestionar o influir sobre ideas o conceptos que quiere reivindicar, poner el foco o modificar. El teatro invita a la reflexión y al cambio. También, es una herramienta terapéutica en sí misma ya que nos permite analizar, experimentar y sobre todo vivenciar situaciones o conflictos desde diferentes perspectivas. Nos invita a expresarnos y sentir una misma realidad de maneras muy diversas. Además, crea un espacio donde podemos explorar situaciones peligrosas desde la comodidad de la fantasía y el sustento de un grupo. Gracias a esa capacidad de vernos y de reconocernos, podemos reflexionar y tomar conciencia para una trasformación posterior. Los recursos utilizados son nuestro cuerpo, nuestra voz, nuestras vivencias y sentimientos puestas al servicio del juego dramático, por lo que facilita el conocimiento de uno/a mismo/a, del entorno y de la sociedad. Como comenta Augusto Boal: “el teatro debe traer felicidad, debe ayudarnos a conocer mejor nuestro tiempo y a nosotros mismos. Nuestro deseo es conocer mejor el mundo en el que vivimos para poder transformarlo de la mejor manera. El teatro es una forma de conocimiento y debe ser también un medio de transformar la sociedad. Puede ayudarnos a construir el futuro, en vez de esperar pasivamente a que llegue.” (Holovatuck, J., 2015, p. 67). Referencias bibliográficas: Holovatuck, J. (2015). Una fábrica de juegos y ejercicios teatrales. Buenos Aires:...
Beneficios de la risa

Beneficios de la risa

Cuando nos reímos o sonreímos creamos efectos positivos en el organismo. Si, además, nos reímos a carcajadas, producimos una serie de vibraciones que ayudan al cuerpo en los siguientes aspectos: Se equilibra la energía. Desaparecen bloqueos mentales y físicos. Movemos los músculos de la cara y la piel se estira. Las células de nuestro cuerpo obtienen más oxígeno. La sangre circula a más velocidad y previene la hipertensión. Se liberan hormonas (endorfinas entre otras) que ayudan a reducir el dolor y favorecen un estado de ánimo de felicidad. Se produce un masaje interno que favorece el proceso digestión, eliminando bilis y ayudándonos si tenemos algún problema de estreñimiento. En los talleres de Risoterapia de Macara utilizamos el juego y el movimiento para conectarnos con el hemisferio derecho del cerebro (el que funciona con la imaginación, la fantasía y la creatividad). Con este hemisferio, trabajamos el estado emocional y físico. ¿Te atreves a...
Experiencia Risoterapia con Proyecto Esperanza

Experiencia Risoterapia con Proyecto Esperanza

La risa es algo muy humano; la risa es un medio, pero también un fin. Las experiencias nuevas en la vida siempre suponen un reto. Macara comenzó con un taller de Risoterapia nuevo y muy especial con Proyecto Esperanza. Un grupo de mujeres procedentes de diferentes partes del mundo y de culturas distintas se reunieron durante dos horas con los objetivos de dejar de lado el mundo real para destensar el cuerpo, despejar la mente y dejar fluir los sentimientos. ¿El resultado? Dos horas de risas y carcajadas sin parar. Previamente, en la preparación del taller, comenzábamos a sentir los nervios y la inquietud que surgen cuando puedes dedicarte a aquello que amas y, además, confían en Macara dándonos la oportunidad de compartirlo con otras personas. Al tener en cuenta variables como la barrera idiomática que podía surgir, la necesidad de traducciones simultaneas en inglés o el hecho de que no conocieran la metodología puramente práctica de Macara, teníamos que poner especial dedicación y pasión en nuestras intervenciones para no perder de vista los objetivos del taller y tratar que todas las personas entendieran las bases para poder disfrutar de cada detalle. Al llegar allí, todo fueron sonrisas, predisposición y una avalancha de energía positiva que abarcaba toda la sala. Esto, facilitó que al llegar a la mitad del taller, ya se habían cumplido con creces los objetivos estipulados estallando una gran carcajada común que se contagiaba y que no queríamos parar y esto, es un REGALO. Este grupo de mujeres, nos mostraron a la niña que llevaban dentro; esa niña que a veces olvidamos y dejamos de lado....